Algunas ideas desde la emergencia y desde la didáctica

Reconocimiento

Reconocemos el esfuerzo que realizan los docentes por orientar los aprendizajes de sus estudiantes en medio de la situación de emergencia que se vive ante la pandemia del Coronavirus-COVID19. Docentes que a la par de su rol profesional y del día a día familiar ante la situación de emergencia sanitaria, buscan alternativas para enfrentar la crisis con unas condiciones económicas precarias. Debilidades en la disposición de recursos tecnológicos, acceso a internet y servicio eléctrico. Sin embargo, mantienen su vocación pedagógica de servicio humano y ciudadano, trabajando desde lo posible y factible.

Modalidad de estudios presencial y a distancia

Nuestra tradición es la modalidad de estudio presencial, la cual tiene su naturaleza propia que ya todos conocemos. Docente y estudiantes compartiendo la enseñanza y el aprendizaje en espacios físicos y temporales similares. La mediación del aprendizaje se realiza a partir de la praxis directa del docente en el aula con apoyo de estrategias y recursos didácticos que responden a su naturaleza física y temporal similar. En este caso la familia se dedica a complementar, apoyar y dar seguimiento al aprendizaje desde y en casa, fundamentalmente en las tareas enviadas por el docente.

Ahora estamos frente a otra alternativa para poder atender a nuestros estudiantes, la educación a distancia. La cual también tiene su naturaleza particular. Docente y estudiantes compartiendo la enseñanza y el aprendizaje en espacios físicos y temporales diferentes. La mediación del aprendizaje se realiza a partir de la praxis “indirecta” del docente mediante el uso de estrategias y recursos didácticos que responden a su naturaleza física y temporal diferenciada.

Es decir, la enseñanza sigue siendo el ejercicio del docente, pero ahora con otras estrategias y recursos didácticos. Lo que implica que la planificación de la enseñanza es vital y necesaria, sólo que ahora debemos considerar otros aspectos propios de la naturaleza de la educación a distancia.

Ante la contingencia de emergencia debemos considerar que el rol de la familia no puede ser el de “dar clases”. La familia debe seguir complementar, apoyar y dar seguimiento al aprendizaje desde y en casa, pero ahora debe recibir del docente orientaciones didácticas, planificadas, amigables, sencillas, estructuradas y dosificadas racionalmente para orientar el aprendizaje del estudiante.

Algunas sugerencias para el docente:

  • Lo primero de atender es la situación de nuestros estudiantes y familias. ¿Cómo se encuentran? ¿Cómo se sienten? ¿Cómo está el ánimo? ¿están siguiendo las recomendaciones oficiales de organismos locales, nacionales y mundiales? Es decir, propiciar la comunicación afectiva, solidaria y humana.
  • Propicia un clima favorable para el estudio en tiempos de la emergencia. No crees más angustia y presión de las que ya existen. Seguro hay estudiantes y familias que estarán imposibilitados en salud, ánimo y motivación para el estudio. Así como, en disponibilidad de medios electrónicos y electricidad para comunicarse. Entre otros escenarios posibles. No los descuides, siempre atento y solidario.
  • Diagnóstica la situación de disponibilidad tecnológica de tus estudiantes. Acceso a equipos informáticos, servicio eléctrico, servicio de internet, tipos de celulares, teléfono fijo, programas de mensajería (WhatsApp, Telegram, Instagram, mensajes de texto).
  • Diagnóstica la situación de tu disponibilidad tecnológica y las de tus colegas. Acceso a equipos informáticos, servicio eléctrico, servicio de internet, tipos de celulares, programas de mensajería (WhatsApp, Telegram, mensajes de texto).
  • Planifica la enseñanza a distancia tanto o más que la educación presencial.
  • Dosifica racionalmente la entrega de actividades. Atender y orientar el proceso educativo en casa es necesario, pero lo primordial es la dedicación al resguardo, la salud emocional, la salud física y la alimentación, entre otras necesidades básicas.
  • Recuerda que planificar requiere determinar objetivos de aprendizaje o competencias claras, diseñar estrategias didácticas y de evaluación  y seleccionar contenidos y medios de forma precisa, pertinente y coherente, pero sobre todo considerando y partiendo desde el contexto en el cual estamos.
  • Diseña estrategias didácticas de objetivos o competencias muy precisas.
  • Selecciona contenidos y medios muy precisos, pertinentes y coherentes.
  • Procura no generar trabajos en equipos, ya que, están causando muchas angustias por las limitaciones de comunicación. Preferiblemente genera redes de comunicación no obligatorias entre los estudiantes y representantes para el intercambio de información, apoyo y solidaridad de naturaleza académica y humana.
  • Las secuencias didácticas estructuradas, organizadas y con actividades numeradas son muy útiles para favorecer el aprendizaje. Pueden ser guías de estudios, rutas de aprendizaje, entre otros.
  • Concreta tu propuesta preferiblemente en un solo documento (procesador de texto, presentación de diapositivas) que contenga la secuencia didáctica. Procura tener a disposición los medios o recursos a los cuales haces referencia en la secuencia didáctica.
  • Sugiere lecturas o la lectura compartida desde los recursos que hay en casa.
  • Sugiere actividades lúdicas compartidas de corte educativo y recreativo.
  • Sugiere eliminar las frases como: “debes realizar la tarea de lo contrario te “raspan””; “el docente está bravo”; “realiza la tarea o te castigo”.
  • Realiza materiales didácticos para tus estudiantes: esquemas, dibujos, mapas de conceptos, infografías, cuadros comparativos, entre otros. Si no tienes o no conoces recursos tecnológicos, realízalos a “mano” utiliza una hoja limpia, resalta con colores, atrévete a dibujar, utiliza recortes. Lugo puedes tomar una buena foto y compartir.
  • Si utilizas o solicitas fotos sigue las siguientes orientaciones:
    • Sí es un documento escrito a mano, procura escribir de forma legible y “afinca” bien el lápiz o creyón, sí es el caso.
    • Ajusta la resolución de tu cámara, preferiblemente media para garantizar que ocupen menos espacio y sean legibles las fotos.
    • Ajusta la posición del celular para encuadrar la imagen y enfocar adecuadamente.
    • En algunas ocasiones el “flash” no es conveniente. Realiza pruebas.
    • La iluminación de la ventana, puerta u otro debe estar detrás del celular. Ubícate correctamente.
    • Antes de enviar garantiza la calidad de la imagen.
  • Gestiona la interacción con los estudiantes a través de programas de mensajería (WhatsApp, Telegram, Instagram, mensajes de texto), correo-e, llamadas de teléfono.
  • Sí posees acceso a alguna plataforma de estudio virtual, un blog, Facebook, Instagram u otro puedes utilizarla. Pero no la hagas de uso único, diversifica las posibilidades de comunicación.
  • Docente, indaga y estudia sobre la educación a distancia. Aquí estamos para acompañarte y apoyarte.

Algunas ideas desde la emergencia y desde la didáctica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba
×

Hola!

Comunicate con nuestro personal de atención en línea o envíanos un correo a la dirección [email protected]

×
A %d blogueros les gusta esto: